Inicio » blog de veterinaria » Como se contagian los parasitos de los perros a las personas

Como se contagian los parasitos de los perros a las personas

imagen sobre como se contagian los parasitos de los perros a las personas

Transmisión de parásitos de los perros a las personas

La relación que compartimos con nuestras mascotas es indiscutiblemente única, sin embargo, también puede abrir la puerta a contagios potencialmente dañinos. Estoy refiriéndome a los parásitos de los perros, que también pueden afectar a las personas. Aquí proporcionaré una mirada detallada sobre cómo ocurre la transmisión y cómo podemos evitarla.

Cómo se produce la transmisión

Contrario a la creencia popular, la transmisión de parásitos de perros a humanos no se produce simplemente al tocar o acariciar al perro. El verdadero peligro yace en las deposiciones del perro, donde se pueden encontrar los parásitos.

Es importante notar que en su mayoría los parasitos en estado adulto son palpables, algunos pueden llegar a medir hasta 5 centímetros, su color es casi siempre blanquecino o crema. Sin embargo, es menos probable hallar estos parásitos adultos en las deposiciones del perro que las larvas y los huevos de estos parásitos, los cuales son casi invisibles a simple vista.

Podríamos examinar las deposiciones de un perro y erróneamente asumir que no tiene parásitos por no percibir ninguna lombriz o gusano. Pero una muestra examinada bajo microscopio revelaría la realidad de cientos de miles de huevos y larvas de parásitos.

La ruta de transmisión

La ruta de transmisión de estos parásitos se denomina fecal-oral Esta manera de contagio implica que una persona, o un niño, toque las deposiciones del perro, suelo, agua u cualquier objeto contaminado por estas y posteriormente, se lleven la mano a la boca. Los huevos de parásito hacen entonces el viaje desde el aparato digestivo, a traves del torrente sanguíneo para finalmente alojarse en distintas partes del cuerpo como los pulmones, el hígado e incluso los ojos. Un tipo de parásito del perro puede alojarse en la retina y causar ceguera.

Por tanto, es fundamental comprender que el peligro no radica tanto en el contacto con el perro si no con los elementos o superficies contaminadas por las deposiciones del mismo.

Consejos de prevención

Para prevenir la infección por parásitos de perro es esencial tomar medidas de higiene sencillas pero efectivas:

1. Evitar el contacto directo con las deposiciones del perro.
2. Lavar bien los manos después de jugar con las mascotas.
3. Evitar que los niños jueguen en áreas potencialmente contaminadas.
4. Mantener actualizado el tratamiento desparasitante de las mascotas.